Alevín | Manu Gil, la ‘Torre de Control’ del Real Betis

fútbol carrasco betis alevín

Los medios centros son la pieza clave para que un equipo funcione a la perfección y eso lo saben los grandes clubes europeos, por eso no escatiman esfuerzos ni recursos para incorporar a sus plantillas al verdadero faro guía del club.

En el Real Betis Balompié de categoría alevín, hay un medio centro espectacular que está asombrando a todos con su juego y es que su progresión sigue creciendo exponencialmente. Es Manuel Gil y es, desde hace unos años, uno de los jugadores más imprescindibles de la cantera bética.

El medio centro verdiblanco es el corazón del conjunto de Heliópolis, el arquitecto, el que sabe manejar el ritmo del partido. Es de esa especie de futbolistas que tiene enla anticipación la comprensión de su juego. Esa es la raíz de su esencia, la auténtica fortaleza de su fútbol, ya que siempre van una jugada o dos por delante. Nunca se quita un balón de encima ni se le percibe apurado.

Antes de recibir ya han dibujado la acción técnica a ejecutar. Ejerce de torre de control y es el jugador al que todos buscan cuando el adversario aprieta. Mezcla para sorprender. Dos en corto, una en largo, fútbol sobre la diagonal para buscar la profundidad en una de cada cinco. Todo ello sin perderla. Soberbio. Es un futbolista muy disciplinado tácticamente, siempre bien posicionado y con capacidad para recuperar balones, aunque su virtud principal es que tiene una gran visión de juego, buena habilidad para filtrar pases entre líneas y está dotado de excelente técnica. Sus compañeros se aprovechan de su magia, de su cordura con el balón en los pies y de su creatividad, que no es poca. Son de esos jugadores que conmueven cuando juegan. Tiene unas condiciones tremendas, una precisión enorme y un futuro inmenso.

Por todo ello, Futbolcarrasco te pide que sigas trabajando duro porque pronto te veremos desarrollar tu enorme talento en el Benito Villamarín. ¡Sigue así crack!.

Fotos de Vanesa Vilches