1ª División | El encaje de bolillos de Gracia

fútbol carrasco, málaga cf, 1ª división

“No jugamos igual que el año pasado ni lo vamos a hacer. No podemos. Tenemos otros jugadores, otra plantilla y vamos a jugar de otra manera”, esas fueron las declaraciones de Javi Gracia. La temporada pasada llegó al Málaga CF y, aunque tuvo que trabajar y estudiar a fondo a la plantilla, consiguió dar con la tecla rápidamente. Sin embargo, este año, se ha encontrado con una plantilla de un estilo muy diferente al que habitualmente plantaba sobre el césped y, Javi Gracia que habitualmente aceptaba sin rechistar el desarme del equipo por parte de la directiva, este año no se ha mordido la lengua y ha dejado salir alguna declaración protestando.

Al técnico navarro le prometieron un máximo de dos salidas, y se ha encontrado con que a las salidas predecibles de Luis Alberto y Javi Guerra, se le sumaban la de Sergio Sánchez, Juanmi, Samu García, Samu Castillejo y, la más dolorosa por el día y la forma, Sergi Darder.

Gracia pidió entonces hombres de banda, porque Amrabat cubre una con solvencia, pero Horta no le convence, y un centro campista creativo, y le trajeron a Espinho, como referente para el centro del campo y la delantera. El navarro lo probó como medio centro durante la pretemporada y tampoco le convenció. Hasta el punto de convocar al joven Pablo Fornals antes de convocar a Espinho para el partido de esta tarde en el Santiago Bernabeú. Gracia confía en que el canterano supla la ausencia de Darder a largo plazo. Tissone es mediocentro, sí, pero defensivo, y Recio no acaba de dar el paso adelante en las líneas para conectar con la delantera. Gracia espera que el regreso de Camacho devuelva la confianza a su medular.

La falta de gol no viene de falta de olfato “killer”, han llegado hombres como Cop, Charles, y el regreso de Santa Cruz deja esa posición cubierta. La crisis tampoco viene por la defensa, a pesar de lo que pueda parecer, el Málaga CF solo ha encajado tres goles y ya ha pasado ante Sevilla CF, FC Barcelona y  Villarreal. El problema es hacer llegar el balón a los hombres de arriba.  Gracia tendrá que hacer encaje de bolillos, malabarismos y sacarse todos los trucos que sepa de la chistera, pero conseguirá ensamblar un grupo que presente batalla en todos los campos.

Imagen Laopiniondemalaga