1ª División | Granada CF, dualidad de un ataque valiente y bisoño atrás

futbolcarrascogranada

Comentaba José Ramón Sandoval tras la derrota del pasado viernes en Mestalla (1-0), que la plantilla salía “fastidiada” por el marcador, pero contenta por el juego.

Seguramente, el punto de vista del técnico tenga muchos puntos de encuentro con el de los aficionados, que reconocieron a un Granada CF con sistema, dispuesto a plantear su partido frente a uno de los grandes de La Liga, pese a que no obtuviera el premio del empate. “Algún día tendremos la recompensa al esfuerzo, el trabajo y la solidaridad de nuestra oferta futbolística”, se lamentaba el técnico rojiblanco.

Sabe José Ramón Sandoval de la identidad propia que ha adquirido su equipo. Sin embargo, el análisis que hace el entrenador resta deméritos a la bisoñez en la zaga, que lastra una mejor clasificación por el momento, “no creo que hayamos sido un equipo inocente, aunque es cierto que llevar todo el peso del partido te limita la frescura para finalizar”, afirmaba, “hemos hecho ocasiones claras en un partido en el que el Valencia perdía el balón porque les apretábamos mucho. Su portero ha contribuido a su victoria”.

Finalmente, lo cierto es que el público valencianista acabó pitando a su equipo y pidiendo la destitución del técnico Nuno Espirito Santo, situación de la que también se desmarcaba el entrenador nazarí, “no hemos venido a explotar una mala situación del Valencia, sino a explotar nuestro juego ante un rival que tiene jugadores que asustan por su calidad”, comentaba, “Les hemos defendido muy bien con la excepción del balón suelto que ha aprovechado Mustafi”, recalcó.

Sea como fuere el Granada CF solo piensa en su próximo rival, el Deportivo de la Coruña, al que se enfrentará el próximo sábado a las 18:15 en Los Cármenes. De aquí hasta el día del partido, el equipo ha recibido la buena noticia de que ya podrá instalarse en su nueva casa, su propia Ciudad Deportiva. Será aquí donde el club escriba otra página en la historia del fútbol granadino, un legado que refuerza el proyecto de Quique Pina y Juan Carlos Cordero al frente del club.