1ª División | Nacho salva la imagen de un Madrid apático

futbolcarrasconachorealmadrid

El Real Madrid ha derrotado al París Saint-Germain por 1-0 en el partido correspondiente a la cuarta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League. Esta victoria clasifica para los octavos de final al conjunto blanco y lo coloca como primero de grupo en solitario, por lo que  dependerá de sí mismo para acabar en lo más alto de la tabla. Para ello deberá ganar al Malmo y al Shakhtar, lo que a priori es más que probable o si esto no sucediese tendría que esperar a que el cuadro francés no ganase sus dos encuentros.

El partido comenzó con muchas trabas, ya que Isco y Aurier tuvieron que ser atendidos por un choque entre las cabezas de ambos jugadores, que provocó que el malagueño sangrase y tuviese que cambiarse la camiseta dos veces. A ello se sumó la lesión de Verratti unos minutos después, que ayudó a que el ritmo de partido fuese más lento. El equipo francés fue el claro dominador de los primeros 45 minutos, controlando todos los aspectos del juego (ocasiones, posesión, actitud y un largo etcétera). El PSG pudo abrir la lata por medio de Cavani tras un centro al área, al que no consiguió rematar, con un disparo al palo de Rabiot y mediante numerosos acercamientos peligrosos de los parisinos. Si ya iban mal las cosas para el Real Madrid, a ello hubo que sumarle la lesión de Marcelo, sustituido por Nacho. En el segundo balón que tocó el lateral, recién entrado al terreno de juego, llegaría el gol de los blancos en una jugada de incertidumbre para Trapp, que la aprovecha el propio Nacho para marcar el único gol del encuentro. De este modo se llegó al final de la primera mitad.

Tras el descanso, el Madrid mejoró la mala imagen de los 45 minutos anteriores, aunque los visitantes continuaron siendo los dominadores, sobre todo en el centro del campo, donde Kroos, Modric y Casemiro se vieron superados por los centrocampistas rivales. Fue sobre todo Casemiro quien supo darle un mayor equilibrio a su equipo en cuanto a labores defensivas. Los de Benítez llegaron más a la portería de Trapp en comparación a la primera parte, aunque de forma escasa. La entrada al campo de Lucas Vázquez le dio aire fresco a un equipo que tuvo a su principal referencia goleadora y ofensiva, Cristiano Ronaldo, totalmente ausente. Finalmente un disparo al larguero de Di María de libre directo en el minuto 88 pudo dejar a su ex equipo sin los 3 puntos.

En conclusión, muy mal partido del Real Madrid, sobre todo en la primera parte, con un CR7 que estuvo totalmente desaparecido durante los 90 minutos. Por otro lado, la gran actitud del PSG en la primera mitad debilitó mucho a los blancos, que se vieron muy superados por los de Laurent Blanc. Además, los locales no consiguieron presionar la salida de balón del contrario, ya que en numerosas ocasiones solo presionaba un jugador (normalmente Kroos), lo que solo cunduce a un exceso de cansancio por parte del alemán en este caso, y ni mucho menos a la recuperación de la posesión.

Fuente de la imagen: @realmadrid