Alevín | Álex Flores, el as de lo visible y lo invisible

futbolcarrasco, almería, udalmería, alevín, alex flores,

Parece magia pero ni mucho menos lo es. Los malabarismos de la UD Almería de Segunda Alevín se han establecido como una normalidad en la categoría. Más allá del impecable trabajo de su míster, el colectivo goza de una salud envidiable gracias al hambre y la calidad de sus individualidades, tales como Álex Flores, pura sabiduría sobre el terreno del juego.

Los grandes teóricos de este deporte saben a ciencia cierta  que el éxito se basa en la perfecta conjugación entre la destreza con el balón y la ocupación de los espacios, unos conceptos en los que ya este chico ya es todo un experto con sólo 12 años. Desde la posición de delantero interpreta el fútbol a las mil maravillas y ayuda a su equipo en todo tipo de tareas.

No en vano es el quinto máximo goleador de la categoría con 21 goles en 18 partidos disputados. Álex Flores huele el peligro con su olfato maravilloso y galopa semana tras semana hasta el lugar indicado para entonar la sintonía del gol activando sus múltiples recursos técnicos.

Su astucia e inteligencia siempre es una fuente de generación de ocasiones para su equipo, pues su posición en el campo siempre es la idónea según las necesidades, lo que condiciona al adversario para provocarle numerosos errores.

No sólo es una joya ofensiva, sino que también es un baluarte defensivo sin balón. La solidaridad es uno de sus valores básicos, por lo que constantemente acude a la presión convirtiéndose en el primer zaguero, sirviéndose de su pillería para originar continuas pérdidas que se convierten en contraataques mortíferos.

Álex Flores sigue trabajando con humildad por su UD Almería, pese a que sus generosas características lo han convertido en uno de los grandes referentes de un equipo de ensueño que tiene en este delantero a uno de los más preciados diamantes de la categoría.

Fotos de Ángeles Martínez