Alevín | Amaya, la ‘araña negra’ del San Fernando CD

futbolcarrascojoseamaya1diegorueda

La posición de portero es una de las más cuestionadas en el panorama futbolístico actual. Medios de comunicación y aficionados observan y estudian con lupa cada movimiento y actitud de los cancerberos en todos los estadios del mundo. Hemos sido testigo de situaciones tensas entre los guardametas de nuestro país y es que estar bajo palos no es nada fácil.

Defender la última línea de tu equipo no solo queda en interceptar cualquier balón rival que quiera besar la red sino que son necesarias muchas más aptitudes para hacerlo a la perfección. En primer lugar la disciplina, esencial para la concentración bajo el travesaño; en segundo, la capacidad para ordenar al resto del equipo, que muestra con orgullo el mismo escudo sobre su pecho.

Sobre el pecho de nuestro protagonista luce el escudo del San Fernando CD. El guardián de la portería del combinado azulino es José Amaya y, a pesar de su corta edad, ya deslumbra bajo los focos del ‘Bazán Stadium’. Amaya es nativo de la localidad gaditana de Puerto Real y dentro de un escaso mes cumple sus 11 años. En la actualidad, se coloca los guantes cada fin de semana en la 2ª Alevín de Cádiz y en pocas ocasiones ha faltado a su cita o han visto bajado su rendimiento.

Es su primer año en la categoría, pero nada ni nadie le impide mostrar sus más que extensas cualidades adquiridas a lo largo de su carrera futbolística en las distintas escuelas del Novo Chiclana, de donde procede.

El ‘halcón’ del CD San Fernando posee unas características de ensueño y levanta de su asiento a cualquier aficionado. Sus compañeros están encantados con la seguridad que les ofrece, los diez hombres restantes visten la elástica azulina con total tranquilidad bajo la incesante supervisión de Amaya. La rapidez le caracteriza y los reflejos le definen: es capaz de parar cualquier cañonazo proceda de las botas de quien proceda.

La cosa no queda ahí, son muchos los pensadores del esférico quienes exigen que al fútbol se juegue con cabeza, nuestro protagonista lo hace. Su inteligencia es inhumana y actúa con astucia en cada jugada. Sintetiza al máximo los movimientos de sus rivales, ordena a sus jugadores de campo y siempre se sitúa en la posición perfecta a la espera de cualquier ofensiva rival. Todos los porteros suelen tener fallos y días malos, pero el gaditano es indestructible, ni en el 1 contra 1 los rivales son capaces de superarlo.

Uno de los problemas que más dolores de cabeza les da a los grandes porteros que ejercen la profesión en los lujosos estadios de Europa es el manejo con los pies, técnica capaz de mancillar la imagen de alguno de ellos. José también lo borda y mantiene la posesión en el área con una elegancia extrema.

El pasado año fue campeón con la Selección de Cádiz en el Campeonato de Andalucía donde hizo un torneo extraordinario. Aficionados y entrenadores lo ven como una joven promesa del fútbol andaluz, capaz de mejorar y mejorar hasta nivelarse con los mejores porteros actuales.

Los delanteros rivales sueñan con él cada noche y hace palpitar el corazón de cualquier aficionado desde que se ajusta los guantes. Su equipo es el menos goleado de la categoría (1.2 goles por partido): Amaya no se cansa de parar.

Fotos de Diego Rueda