Alevín | Bruno Iribarne, un portero con guantes de oro

fútbol carrasco alevín almería

La posición de portero es elemental en cualquier club. Es el jugador número 1 desde donde comienza el equipo y primer ladrillo en la estructura de la plantilla. Sin un guardameta de garantías el plantel se desestabiliza: ya tendrían que marcar muchos goles los delanteros…, tener mucha posesión de balón los centrocampistas…, una defensa férrea atrás… etc.

Pues, hoy os queremos presentar a uno de esos porteros que a temprana edad están mostrando un enorme potencial bajos palos y, en el presente, siguen confirmándose. Se llama Bruno Iribarne y pertenece a la plantilla del alevín del AD Marinas Urbanización, donde está cuajando una temporada soberbia. Este roqueteño de gran envergadura es un seguro bajo palo y pese a su corta edad muchísima personalidad.

Bruno es un portero endiabladamente rápido y ágil. Domina todas las facetas del juego del portero, desde el dominio de los pies hasta el juego aéreo, la disciplina más difícil para los guardametas. Y por si esto fuera poco es un auténtico crack en los 1×1, ya que sus reflejos y su excelente colocación le permiten hacer paradas imposibles. Sin duda, es un portero ejemplar que hace fácil lo difícil, transmitiendo una seguridad extraordinaria que hace que su equipo se sienta respaldado en todo momento.

Los equipos grandes ya se han fijado en él, Futbolcarrasco os lo ha presentado y ahora os toca a vosotros disfrutar de su talento. ¡Sigue así genio!.

Fotos de Ángeles Martínez