Alevín | El corazón ‘partío’ de Abel Moreno

futbolcarrasco utrera alevin

El interior derecho palaciego del Alevín B del CD Utrera vivió de forma especial el duelo del viernes ante el anfitrión, el CD Moñigas City. Decimos que fue especial para Abel, porque se enfrentó al mismo club cuyo padre es el entrenador, de categoría benjamín.

Aterrizó en 2013 en el CD Utrera tras firmar un gran año en el Real Betis, siendo campeón de liga en categoría benjamín. Su primer club fue la Liara Balompié del municipio sevillano de Los Palacios donde jugó dos temporadas, desde los seis años fue observado por el Real Betis, equipo al que se incorporó para jugar en benjamines la temporada del 2012.

Es un torrente de humanismo en la cancha, sin ningún tapujo pero con un juego merecedor de respeto y una elegancia extrema. Es una auténtica maravilla lo mires por donde lo mires. Durante el encuentro, alternó protagonismo con Samuel Fuentes, centrocampista y mago indiscutible del equipo, dicho esto, una de sus principales virtudes es la polivalencia, porque al margen de las dos posiciones; la extremo derecho y  su capacidad para jugar de media punta, es indiscutible. Para que se materialicen los goles hace falta un motor de arranque, de esa ingeniería a veces escasa, Abel es licenciado con honores, aporta al equipo la agilidad, rapidez  y profundidad, materializando cuatro tantos y dos asistencias, convirtiéndose en el pichichi provisional del equipo. En el conjunto utrerano hay verdaderos jugones de características muy particulares que hacen de esta formación, un equipo merecedor de seguir y disfrutar del tiki-taka. Enhorabuena crack y a seguir trabajando.