Alevín | Noel Hurtado, el mago de las sorpresas

futbolcarrasco1juanitaluque

La magia y el fútbol. El fútbol y la magia. Ese increíble acto que tiene la capacidad de levantar al público más exigente, como ocurre cuando el balón es el protagonista de un disparo desde la frontal y se cuela por la escuadra quitando las telarañas a la portería. El mismo capaz de dibujar con letras mayúsculas la palabra “estupefacción” en el rostro de aquellos que contemplan esa acción, como sucede cuando un futbolista logra salir ileso de una maraña de jugadores con un túnel estratosférico. En definitiva, es esa amalgama de sorprendentes trucos que tornan una situación real volviéndola un completo espectáculo.

Esa posibilidad innata no está al alcance de todos, solo los verdaderos artífices de la brujería son quienes pueden adoptar esa postura que se encuentra en el límite de la razón de este deporte, lidiando con el secreto detrás de la ilusión. Buscando por todos los rincones, existe un verdadero mago que deja por los suelos al mismísimo Merlín y que se encuentra realizando sus conjuros en la provincia de Málaga. Su nombre es, Noel Hurtado.

Este alevín tiene como escenario el mítico estadio “Pedro Berruezo” donde defiende la camiseta roja y blanca del Atlético Juval. Es un extremo que se caracteriza por llenar de magia negra la banda derecha, es decir, realiza hechizos que buscan afectar negativamente a la suerte de sus rivales provocándoles la pérdida de un poder tan prestigioso como la victoria. Entre sus herramientas, se descubre el incansable trabajo diario, un desborde abismal y una llegada con facilidad a la línea de fondo. Además, le gusta salir a sembrar el pánico desde la segunda línea con ese descaro desmedido sumado a un posible disparo de larga distancia. Con tanto donde elegir, Noel se convierte en el mago de las sorpresas.

Imagen de Juanita Luque.