Alevín | Rubén Barranco, un capitán con galones de mando

fútbol carrasco rubén tiro pichón alevín

Es el líder y capitán de un vestuario. El jugador bandera y el hombre guía para todos sus compañeros. Ese futbolista tiene nombre y apellido… Rubén Barranco. Este joven malagueño pertenece a la disciplina del CD Tiro Pichón en 2ªAndaluza y es uno de los pilares claves del cuadro pichonero, ya que su aportación será vital para poder aspirar al título de liga.

Rubén es un central con enorme proyección de futuro que comienza a recolectar elogios a su extraordinario juego que lo convierten en un auténtico líder. Que un defensa se ponga de moda, y no por dar patadas o protagonizar una sonora pifia cerca de su portería, dice mucho del protagonista. En esas anda el malagueño, un futbolista con una proyección incuestionable porque a su fútbol emergente y su físico imponente añade un talento innato. Es un jugador diferente, ya que es el hombre de cierre de la zaga que, también, sabe jugar al fútbol.

Sólido y contundente, este espigado pichonero destaca por su buena colocación en la marca y la anticipación tanto en el juego aéreo donde se sirve de su físico como en el césped. Muy calmado y siempre metido en el partido, suele salir con la pelota jugada desde atrás y además le gusta mandar balones largos a los delanteros. Es un capitán excepcional que sirve de ejemplo para sus compañeros y los lleva siempre por el buen camino. Su juego es limpio, elegante y eficaz y no requiere de hacer muchos alardes físicos para hacer bien su trabajo, roba y sale jugado con una facilidad tremenda. Liderazgo, calidad, seguridad, potencia… son las cualidades más importante de este joven jugador que siempre sabe elegir la acción adecuada en el momento oportuno. Sin duda, una de las estrellas del campeonato. Fotos de Juanita Luque.