Benjamín | David Saavedra, la ‘llave maestra’ del Sevilla FC

fútbol carrasco sevilla benjamin

Hoy, queremos hablar de un jugador diferente, ese capaz de dar sentido a todo y mover las piezas del puzzle a su antojo. Es David Saavedra Anguas, benjamín del Sevilla FC que posee una calidad y un talento infinito. En su menudo cuerpo esconde una sabiduría futbolística que sube enteros en los planos técnico-táctico y que lo erigen en la llave maestra de un equipo con un marcado estilo de juego.

Lo tiene todo. Tiene visión de juego, tiene pase corto y largo, domina el “time” del partido, sabe cuando darle ritmo al encuentro y cuando darle pausa, y además, algo que le gusta mucho a los entrenadores, abarca mucho espacio, puesto que no reúne la pelea defensiva, siendo un auténtico pulmón para su equipo en la zona ancha.

David Saavedra es una pieza mágica. Nadie lo duda. No necesita grandes desplazamientos y esfuerzos físicos porque sabe dónde va siempre el balón. Percibe, decide y ejecuta mandando siempre desde esa posición que hace cuadrar el círculo. Expone salida de balón como tercer central convirtiendo una defensa de cuatro en otra de tres con la subida de los laterales en fase ofensiva. Y ahí ya está todo conseguido. La superioridad numérica está servida con extremos convertidos en interiores por dentro, ninguna referencia ofensiva fija y constantes ayudas en paredes, jugadores que circulan y aparecen por todos los espacios muertos para ser una pesadilla para cualquier rival. Y todo lo ordena desde atrás esta calculadora que tiene perfectamente dominadas las fases del juego.

El pileño no necesita de alardes ni florituras para destacar. Es un trabajador silencioso y disciplinado. Además, no está exento de llegadas al área, le gusta incorporarse y probar fortuna con su disparo. Físicamente es un toro, muestra una fortaleza enorme tanto en carrera como en el cuerpo a cuerpo. Hace goles, muchos de ellos, levantan al aficionado de su asiento. Un centrocampista señalado por los dioses del fútbol y que ve huecos donde otros ni siquiera se atreven a imaginarlos. A nosotros nos enamora cada verano en el Campus de Élite de Futbolcarrasco y es un auténtico placer poder entrenarlo. Eres grande David!.

Fotos de Vanesa Vilches.