Benjamín | Samuel Cortés: trabajo + humildad = jugón

futbolcarrasco granada ciudad samuel cortes

Que el Ciudad de Granada es uno de los equipos punteros en la localidad de la Alhambra es indudable, muestra de ello son los cientos de niños que acuden a las convocatorias para hacerse un hueco al inicio de temporada en uno de los equipos de este Club. En la 3ª Andaluza, grupo Benjamin, nos encontramos un equipo muy equilibrado y bien organizado por Iván (el mister). Entre todos los que componen dicho equipo hay un pequeño que tiene algo especial….

Samuel Cortes, “Samu” como se hace llamar encima de su dorsal, es la clara imagen de que las matemáticas futbolísticas también son exactas; trabajo + humildad = JUGÓN. Titular indiscutible gracias al esfuerzo que pone en cada minuto jugado y de toque excepcional, este jugón hace las delicias en el campo y arranca aplausos tanto en los seguidores “amarillos” como en los rivales, pues la humildad y sonrisa que despliega sobre el césped hace que se gane a la afición contraria. Es rápido y de finta fácil, su pequeña envergadura lo hace más letal hacia el defensa que lo encara, que tiene siempre un trabajo extra, pues este pequeño jugón maneja ambos pies con soltura, por lo que taparle su pie bueno se hace ardua tarea.

Se siente a gusto construyendo juego y distingue perfectamente la zona de tiro y la de pase, cualidad que lo distingue en estas edades del resto de jugadores, ¿Quién no de niño ha querido ser el que marque el gol?, Samu no, da el pase cuando es la mejor opción y busca suerte de cara a portería cuando es necesario. Y tirar tira bien, parece que su pequeño cuerpo no alberga fuerza pero rara vez falla en sus disparos, muestra de ello son los 18 tantos que lleva en su casillero, nada mal sabiendo que no es un 9 puro.

Pero este pequeño no se conforma con los entrenamientos semanales de su equipo, el hambre de fútbol que lleva en las venas hace que lo veamos continuamente en los terrenos de entrenamiento del Club, incluso con jugadores de mayor edad que el. Un jugador muy a tener en cuenta y que el mister del Ciudad ha sabido “hacer explotar”, un pequeño que viéndolo jugar, parece no tener limite.