Campus FC | Javi Riquelme, un portero con ‘alma competitiva’ para el Campus de Élite de Futbolcarrasco

fútbol carrasco campus élite summer camps málaga femenino cádiz sevilla Málaga infantil huelva

Estamos acostumbrado a leer y escuchar como porteros profesionales cuentan que ellos nunca habían querido ser porteros, o que habían empezado como jugadores de campo y, por circunstancias, habían acabado un día en la portería, de donde ya no se moverían jamás. Pero hay casos extraños, jugadores que han nacido con guantes, que desde el parto ya sabían que su destino sería salvaguarda los tres palos, jugadores perteneciente a ese gremio de ‘locos’, que se dejan la vida por evitar que un balón entre en su portería.

Ser portero es ser diferente, no eres uno más, eres especial, incluso vistes de una forma diferente a la del resto de tus compañeros. Ríes solo, sufres solo, lloras solo, celebras solo… Es parte del ‘oficio’, tienes que ser muy fuerte mentalmente para soportar la soledad que te proporciona ser el último hombre del equipo. Eres el ‘punching ball’ del equipo, si se pierde eres el culpable, y si se gana, los responsables son los que han metido los goles, tú no cuentas. Por ello, hay que tener un punto de ‘locura’ para poder ser portero. Tienes que ir al suelo, soportar golpes, y cargar con la responsabilidad del equipo.

Uno de esos ‘locos’ es un onubense con extraordinaria alma competitiva, un portero distinto, diferente y fiel a su trabajo bajo palos. Es Javier Riquelme, guardameta del CDC Nuevo Molino infantil y que lleva varias temporadas rozando a un nivel espectacular. Javi es un portero total: seguro por arriba, hábil para afrontar situaciones de uno contra uno, confía en su juego de pies y  mantiene una correcta y eficaz colocación. Reúne las condiciones perfectas para catalogarlo como garantía absoluta. Además, es elástico, tiene unos reflejos extraordinarios y posee voz de mando para ordenar a la defensa en todo momento.

Una de las cosas que más llaman la atención del onubense cuando le ves jugar es su agilidad y lo rápido que es en sus movimientos, tiene muy buenos reflejos y es muy difícil de batir con disparos de media distancia. Tapa mucha portería en los mano a mano y no tiene miedo de ir al suelo para ganarle el balón al rival. Además, tarda muy poco en llegar abajo para detener los disparos rasos, es muy ágil. El arquero del Nuevo Molino le gusta salir de su hábitat del área y jugar con los pies, como requiere cada vez más el fútbol moderno. Su calidad y su precisión en el golpeo le hacen ser un valor añadido en la salida de balón de su equipo.

Sin duda, Javi Riquelme tiene como destino salvaguardar la portería de un equipo profesional, aunque hasta la fecha perfeccionará su talento en el Campus de Élite de Futbolcarrasco con los entrenamientos específico de los porteros. La ecuación talento más trabajo da la resultante de éxito y los hermanos Carrasco estamos muy orgullosos de tener en el Campus FC  porteros de tan grandísimo nivel. Bienvenido Javi!!.

fútbol carrasco campus élite summer camps málaga femenino cádiz sevilla Málaga infantil huelva