Campus FC | María Otero veló por el bienestar en el Campus FC

futbolcarrasomaría

El Campus de Futbolcarrasco es un Campus de Élite y como tal todo tiene que estar bajo control. Los diferentes entrenadores que han ejercitado a nuestras estrellas se han encargado de la formación de estas, desarrollando su perfil profesional. La exigencia en el Campus de Élite es máxima, pero, para que todo vaya sobre ruedas, se necesita un enorme trabajo detrás. Los eventos de esta envergadura requieren de personas que velen por su buen funcionamiento. Personas que supervisen a vista de pájaro todo lo que ocurre y en el Colegio Novaschool las hay. El Campus FC necesitaba una ‘Mamá’ para velar por el bienestar de los niños durante estos siete días y nosotros tenemos una con nombres y apellidos: María Otero.

María se ha encargado de un sinfín de actividades durante este evento para que todo funcionase de sobresaliente. La ‘mamá de futbolcarrasco’ trató que todas las equipaciones estuviesen limpias e impolutas tras los entrenamientos; ejerció de enfermera curando a los más pequeños de sus heridas de guerra, y sacó sonrisas a diestro y siniestro con su simpatía. En definitiva, María ha desarrollado un enorme trabajo a la sombra. Ha mimado a los niños, ha llevado el servicio de lavandería, ha curado heridas, ha cuidado de los jugadores enfermos. La ‘mamá de futbolcarrasco’ ha hecho un trabajo extraordinario y todo el Campus se lo agradece porque dime quién puede ser feliz sin ti. ¡Gracias!

futbolcarrascomaría2