Los jugadores podrán usar sus propios móviles. Habrá unas horas determinadas para su utilización para no interrumpir con el día a día del campus. No se admitirán llamadas, salvo “emergencias”. El Campus no pone números de teléfono a disposición de los padres/madres para que puedan hablar con sus hij@s por lo que es obligatorio que los jugadores se lleven su móvil. En horario no habilitado para hablar, en categorías de alevines para abajo el móvil será custodiado por el entrenador.