Campus FC | Un chapuzón para relajar los músculos

Campus Élite FC

En el Colegio Novaschool pasamos algo de fresco la primera noche. No obstante, cuando el astro rey decidió alzarse en el firmamento azotó sin compasión en la Costa del Sol. Por ello, las temperaturas respetan bastante y no han superado los 25 grados centígrados, pero el calor tras los entrenamientos azotó sin compasión. Sin embargo, eso no es problema en el Campus de Élite de FC donde cada detalle está controlado desde el principio. Las instalaciones del colegio Añoreta cuenta con piscina olímpica. Así, los jugadores ya han disfrutado del primer entrenamiento bajo el agua.

Estos ‘enfermos’ por el cuero solo desean jugar al fútbol en esta maravillosa época estival que nos regala la Costa del Sol. Pero lejos de contentarse con hacer lo que más les gusta, también se dan un refrescante baño. Los jugadores del Campus de Élite de FC están entre algodones y para enfriar su locomotora qué mejor que un chapuzón. Como auténticos jugadores de Primera División. Sin embargo, en el agua no se para, sino que también hay competiciones, juegos y distintas modalidades deportivas con las que, partiendo de la diversión, se siga entrenando tanto aspectos físicos como cognitivos.

Eso sí, la seguridad es lo primero: varios experimentados monitores acuáticos les instruyen, preparan actividades y velan para que no haya ningún inconveniente. Además, sus monitores no pierden ni un instante de vista a sus respectivos equipos. En definitiva, casi dos horas sumergidos bajo el líquido elemento para favorecer la relajación de los músculos, pero sin dejar que se paralicen de cara a una jornada más de duros entrenamientos. El ritmo no para en el Campus de Élite de FC. ¡Jugón!