Femenino | Esperanza Carrasco, una sportinguista de alma y corazón

fútbol carrasco sporting huelva

Dicen que el amor es irracional. El primero, afirman, suele ser apasionado. Pero pocos son los que duran toda la vida en estos tiempos de estrés y modas pasajeras en el fútbol mundial. Los psicólogos recomiendan mantener viva la llama, aunque el mayor problema para la mayoría es reinventarse cuando la monotonía atenaza nuestras acciones. Los científicos, incluso, no dan más de tres años de vida a la necesidad fisiológica del amor. Ninguno de ellos conoce a Esperanza Carrasco, más conocida como ‘Espe’. En ella tienen al eslabón perdido o a la evolución de la especie, según quieran interpretar sus acciones. Esperanza Carrasco lleva toda la vida saliendo con el mismo chico, siempre con la misma indumentaria albiazul, siempre defendiendo el mismo escudo y siempre amando el mismo club. ¿Rutina?, nada de eso. Amor, responde Espe.

Pocos viven el fútbol y el amor a unos colores con la pasión irracional con la que lo hace Esperanza Carrasco. En estos años en los que el cambio de camisetas está a la orden del día, ella siempre ha tenido en cuenta el amor por unos colores, por unos aficionados y el respeto por una institución. Son ya 7 años con la misma camiseta y nunca ha perdido la ilusión de crecer junto a lo que más quiere… su ‘Sporting de Huelva’.

La onubense es una centrocampista agresiva, de carácter, con carisma y de mucho trabajo. Es el alma del vestuario, la que contagia al grupo para ir hacia delante y nunca dar un paso atrás. Su desborde es brutal, unida a su velocidad punta la hacen ser un peligro constante para las defensas rivales. Para el míster Antonio Toledo es clave en el desarrollo del juego, ya que le imprime a su filosofía la contundencia que necesita tanto en ataque como en defensa. Sin duda, Espe es una sportinguista con galones y una jugadora clave para el buen hacer esta temporada del gran Sporting de Huelva en 1ª División.