1ª División | Los fallos defensivos condenan al Real Betis (5-0)

futbolcarrascoPiccini

Mal partido en todas las líneas del equipo sevillano en su visita al Bernabéu, que finalizó como era de prever: con goleada. Es cierto que el rival no era el propicio para ver una plantilla que está en fase de adaptación en la segunda jornada de liga, pero la imagen que dieron los verdiblancos dejó mucho que desear. Ahora, un parón de dos semanas por compromisos de la Selección, deberían servir para que Pepe Mel pula detalles y trabaje en la zona defensiva donde el equipo muestra más carencias.

Sorprendió el preparador madrileño con un once en el que introdujo a Molinero como lateral izquierdo para dar mayor consistencia defensiva ante el ataque madridista y con Dani Ceballos de titular. La jugada no salió bien al míster verdiblanco, ya que en el minuto 2 James ponía un balón desde la banda que cubría Molinero y Bale remataba a la red de cabeza ante la pasividad de la zaga bética. Salto al terreno de juego con una losa aún mayor que la que de por sí es jugar en Chamartín. El equipo de Benítez tuvo minutos en los que pudo ampliar la ventaja, pero los aciertos de Adán evitaron un resultado mayor en los primeros minutos.

futbolcarrascoJames1

Con el paso del tiempo, el Betis se deshizo de la presión y comenzó a intentar trenzar jugadas. Piccini fue el hombre más activo subiendo la banda derecha, pero sus centros no llegaban a ser rematados. El encargado de dar el último pase y el jugador del que más se esperaba en este partido, Dani Ceballos, pasó totalmente desapercibido. El canterano pareció muy nervioso y no se mostró con el desparpajo que suele jugar. Ante la falta de la figura de un mediapunta, N’Diaye, quizá el más regular de los verdiblancos, fue el que tomó las riendas del balón, con las carencias que ello conlleva. El equipo blanco seguía atacando y en el minuto 38, una falta que señaló el asistente y muy protestada por Pepe Mel fue ejecutada brillantemente por James Rodríguez, imposible para Adán. Excesivo castigo para un Betis que estuvo a punto de recortar distancias en un mano a mano de Rubén Castro al que Keylor Navas le robó el balón de los pies.

Tras el paso por vestuarios, Mel dio entrada a Jorge Molina por Molinero, pero en el 47 Benzema remató a gol de cabeza y en el 50, James controló en el área pequeña y se la colocó para rematar de chilena ante, de nuevo, la pasividad de los defensas verdiblancos. Poca historia tuvo el partido desde entonces. Un penalti sobre Jorge Molina lo lanzó Rubén Castro, pero el portero costarricense acertó la dirección y lo detuvo. A pocos minutos del final, un zurdazo de Gareth Bale desde 25 metros golpeó el posta y entró. De nuevo imposible para el ex portero madridista. Mucho ha de mejorar el equipo de La Palmera para mantener la categoría y dar una alegría a una afición que en el día de ayer inundó las calles madrileñas de verde y blanco y que está a las buenas y a las malas con su equipo.

Real Madrid

Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos (Casemiro 64′), Modric (Kovacic 70′); Bale, James, Cristiano y Benzema (Isco 51′).

Real Betis

Adán; Piccini, Pezzella, Bruno, Molinero (Jorge Molina 46′); Cejudo, Xavi Torres, N’Diaye (Petros 81′), Vargas; Dani Ceballos (Digard 51′) y Rubén Castro.