Fútbol | Málaga-Sevilla: Llegó la hora

futbolcarrasco malaga cf sevilla fc actualidad

Son largos los veranos sin fútbol. El deporte rey se consume a finales de mayo y principios de junio (si ninguna Eurocopa o Mundial lo permite) para renacer cual ave fénix en agosto. Llegó la hora. Mañana, Málaga y Sevilla darán el pistoletazo de salida a una nueva temporada de la Liga BBVA. Serán los encargados de volver a abrir la barra libre del fútbol, de dar rienda suelta a la ilusión un año más para todos aquellos aficionados que anhelan que su equipo vuelve a su templo. Los malaguistas lo esperan en La Rosaleda.

Málaga y Sevilla llegan en una situación similar tras una positiva pretemporada, al menos en sensaciones, ya que algunos de los resultados no han sido los esperados. El Sevilla ha mostrado ser un equipo supeditado a la pegada de los suyos, aunque esa pegada se encuentre en la línea de tres cuartos, con hombres como Denis y Reyes, activos de cara al gol durante estas fechas. Immobile aún no ha visto puerta y Gameiro, pese a sus recursos, no se consagró como pichichi de la pretemporada. El Sevilla ha recibido un total de 18 goles en nueve partidos. Cifras sensibles que dejan en entredicho a su defensa.

El Málaga, en cambio, ha mostrado un equilibrio que le deja en una posición más esperanzadora. El gol ha sido cosa de Duje Cop y Charles en un ataque malaguista que ha sido renovado tras la marcha de Juanmi y Guerra. Ahora, con un modelo diferente, los de Javi Gracia buscan una estabilidad en duro comienzo contra dos equipos (Sevilla y Barcelona) que aspiran a otra cosa.

El encuentro ante los nervionenses servirá para situar y entender cómo es y cómo llega este Málaga. Un conjunto costasoleño más lento por las bajas de Samu García y Samuel Castillejo pero más preciso con la nueva juventud que pasea Duda y más vertical con la vuelta de Amrabat a los costados. El Málaga con las bajas de Recio (sanción) y Camacho (lesión) tendrá dirigir el centro con la dupla Darder-Tissone de tiempos alemanes cuando el que se sentaba en el banco era Bernd Schuster.

A priori, la balanza cae levemente sobre el Sevilla que se encuentra más certero y con una plantilla y presupuesto superiores. Pese a ello, el Málaga presentará sus armas ante una afición que intentará igualar con sus cánticos. La Rosaleda es un fortín y los sevillistas volverán a vivirlo. Foto: Jennifer Lozano Fotografía