Fútbol Profesional | La clave del ‘tercer hombre’ en el juego de posición

fútbol carrasco profesional entrenamientos

A nuestra manera de entender el fútbol, hemos desarrollado y aplicado a lo largo de estos años una metodología especial denominada ‘Mixta Integrada’, donde buscamos tanto el rendimiento del jugador como el del equipo unificando todos los parámetros futbolísticos.

Esta metodología tiene como base fundamental el ‘juego de posición’ que le aporta el estilo diferenciador, ya que un buen posicionamiento ofensivo te permite una futura defensa con garantías y una buena estructura defensiva te otorga un ataque previsto solvente.

Para nosotros, es fundamental que el equipo tenga la posesión del balón cuanto más tiempo mejor, con el objetivo de minimizar las virtudes del rival y provocar situaciones de desequilibrios en los adversarios que nos posibiliten obtener ventaja. Pues, uno de los conceptos vitales para entender nuestra forma de entrenar viene basado en el término del ‘Tercer Hombre’, que la definimos como la llave vital para crear superioridades en el juego de posición. Para conservar el balón es clave la aparición de este jugador, por lo que debemos crear estructuras piramidales donde pueda participar el ‘Tercer Hombre’.

Llevar a cabo el concepto del ‘Tercer Hombre’ es complejo, puesto que debe existir una buena coordinación entre todos los componentes del grupo para crear una zona libre, debiendo el jugador reconocerlo y posteriormente aprovecharlo. La idea es beneficiarse de la basculación y acumulación de jugadores rivales en una zona para percutir en los espacios libres del lado contrario, con el fin de profundizar y superar las líneas de presión del oponente.

Decía Guardiola: “No toques si no buscas generar nada. Nunca se toca si no sale un rival. Tocar para superar líneas. Buscar el tercer hombre y la segunda acción (dejar de cara); dejar al más alejado. Generar superioridades en la línea siguiente. No tocar lateralmente si no provocas nada…” En la misma línea comentaba Juanma Lillo: ‘Este juego consiste en ir generando superioridades a la espalda de la línea que te aprieta. Todo es más fácil si la primera salida de balón es limpia”. Y por último Ricard Torquemada exponía: “Para que la posesión sea efectiva, hay que descifrar donde están los espacios vírgenes, si por dentro o por fuera, si por delante o por detrás de la defensa rival. Este es el primer paso para atacar bien, saber dónde puedes hacer daño, para después utilizar la distracción en otra zona con la acumulación de compañeros y adversarios, antes de castigar la escogida que ha quedado desprotegida convenientemente”.

Pues para trabajar la aparición del ‘Tercer Hombre’, nosotros aplicamos en la tercera fase del calentamiento los ejercicios de ‘Pass and Move’ y ‘Pass and Kicking’, o también denominados como figuras de pases, donde metemos situaciones donde se  producen combinaciones entre tres jugadores, siempre jugando hacía delante haciendo hincapié en meter el balón a la espalda de la línea de presión del rival, aprovechando así los espacios creados gracias a la creación de las líneas de pases alternativas.