Fútbol Profesional | La resistencia en fútbol, ¿capacidad o potencia?

futbolcarrasco resistencia fútbol

La resistencia, según el diccionario de Ciencia del Deporte, puede ser definida como la capacidad de poder mantener una carga dada sin fatiga durante el mayor tiempo posible. Pero, concretando aún más el concepto de resistencia en el ámbito del fútbol, consideramos que la resistencia es la capacidad condicional que permite al jugador tolerar física, técnica, táctica y psíquicamente los esfuerzos variables que requiere un partido de fútbol, manteniendo un nivel óptimo de rendimiento durante el mismo y a lo largo de toda la competición.

Analizando la amplia bibliografía deportiva, observamos que el concepto de resistencia ha sido motivo de discusión y clasificación por muchos autores. A nuestro entender, la clasificación de la resistencia que más se aproxima a las demandas futbolísticas es la que se determina en base a dos criterios:

 a)      La determinación de la vía de producción de la energía utilizada.

b)      La forma en la que se ha utilizado esa energía.

 Estos dos criterios dan lugar a dos nuevos parámetros dentro del rendimiento deportivo, como son la capacidad y la potencia. Parafraseando a Navarro (1998), diremos que la capacidad es la cantidad total de energía que se dispone en una vía metabólica, es decir, el tiempo que el futbolista es capaz de mantener una potencia de esfuerzo determinada; mientras que la potencia la definimos como la mayor cantidad de energía por unidad de tiempo que puede producirse a través de una vía energética.

futbolcarrascoresistenciaenfutbolRepresentación esquemática de la relación capacidad y potencia. Modificado de Navarro (1998).

Es evidente que existe una estrecha relación entre estos dos conceptos de modo que a toda potencia le corresponde una capacidad y viceversa. En el gráfico anterior, podemos apreciar que la capacidad representa el depósito en el que está almacenado el total de la energía disponible, entre tanto la potencia se identifica con el grosor del grifo por donde sale esa energía disponible.

Queremos dejar claro que por mucha clasificación de estos términos que intenten diseccionar la participación de los mismos en los diferentes ejercicios es imposible aislar completamente el metabolismo aeróbico del metabolismo anaeróbico, ya que en cualquier tipo de esfuerzo dentro del fútbol están ambos presentes. Por otra parte, aunque es necesario dar una visión de las distintas situaciones, no se puede generalizar plenamente puesto que existen grandes diferencias individuales, de forma que un esfuerzo que para un jugador sea de capacidad aeróbica para otro puede ser de potencia aeróbica.