Fútbol Profesional | Orgullosos de entrenar a estos jugadores, una auténtica familia unida en el esfuerzo

futbolcarrasco europa gibraltar premier rock cup

El Europa FC venció ayer en las semifinales de la Rock Cup. La victoria tiene más transcendía que un paso a la final. La victoria dejó gestos que relatan la verdadera fuerza de este grupo. Estos jugadores no son un equipo de fútbol, son mucho más que eso, son una familia.

Sin ir más lejos, Javi Muñoz se erigió en un verdadero capitán. El portero del Europa FC fue un ejemplo de esfuerzo y sacrificio. A pesar de tener la rodilla inflamada en unos niveles inimaginables, saltó al campo para ayudar a su equipo sin mirar nada más que por el grupo, sin poner de por medio intereses individuales. Un gesto que va más allá del fútbol. Chapó Javi, de 10.

Guille Roldán, el autor del gol, salió con un dedo anestesiado. Sufrió un golpe en el partido anterior de liga que le ha dejado el dedo meñique tocado. No ha podido entrenar en toda la semana, pero no dudó en saltar al campo cuando el equipo le necesitaba. Otro gesto que traspasa las fronteras del fútbol.

Unido a estos gestos, están el esfuerzo, sacrificio y apoyo de todos y cada uno de los jugadores. Dentro y fuera del terreno de juego. En los partidos y en los entrenamientos. Un equipo forjado en la exigencia constante por ser mejores cada día y en la convivencia diaria en la residencia desde que comenzó la temporada. El 90% de ellos viven en la residencia del Europa FC, donde el ambiente y la unión son increíbles. Los abrazos sentidos al final del partido y la alegría en el vestuario dan fe de que estos jugadores se merecían esta victoria. Un equipo unido… una gran familia.

Como entrenadores del Europa FC, es un orgullo poderos entrenar y dirigir. Gracias de corazón… lo mejor está aún por llegar.

futbolcarrasco europa gibraltar premier rock cup