Infantil | Anas Maroun, un ‘llegador’ con hambre de gol

fútbol carrasco infantil málaga

El estilo de juego del Málaga CF de 2ª Infantil, dirigido por Juan Díaz, tiene algunas peculiaridades. Observándolo, se puede ver que existe una figura que cobra especial importancia en el juego de ataque: el ‘Llegador’. Jugadores que sorprenden entrando en segunda línea, y que no son el habitual delantero centro. Eso es porque el equipo malacitano, al presionar tan arriba y tener tanto balón obliga al rival a juntar líneas y retrasarse, por lo que juega en poco espacio – los últimos 25 metros.

Con tan poco espacio, y tanta acumulación de rivales, un delantero centro tiene muchas menos oportunidades de recibir balones con peligro en el área, que es su hábitat natural. Y en cambio, son los jugadores que entran desde atrás los que sorprenden. Esa figura futbolística encaja a la perfección con Anas Maroun, un jugador rápido y con unas condiciones físicas tremendas que se ha convertido en un peligro para las defensas rivales. Juega por el carril central, sea de medio centro o media punta, pero su mejor versión se demuestra con su enorme llegada al área rival y siempre con sentido. Lleva 9 tantos en liga y su gran movilidad le permiten aparecer en cualquier posición de ataque, lo que además de sorprender desde atrás en muchas ocasiones, también le permite romper a la defensa con una acción individual.

Pese a su gran estatura, sabe proteger muy bien el balón y encarar la portería contraria con facilidad gracias a su velocidad. En el ataque blanquiazul, el joven centrocampista se ha convertido en una de las sensaciones de la temporada con sus goles y sus malabarismos con el balón. Su disparo de larga distancia es brutal y su pierna izquierda una auténtica maravilla.

Sin duda, el fútbol actual tiende a buscar jugadores cada vez más rápidos, fuertes y talentosos, de ahí que Anas Maroun sea una de las perlas de la Academia del Málaga CF y uno de los posibles jugadores que maraville en un futuro en el césped de la Rosaleda. ¡Sigue así crack!.

Fotos de Joaquín Pomares.