Infantil | David Larrubia, una zurda sublime que enamora en Martiricos

fútbol carrasco infantil málaga

Ser zurdo marca una diferencia en el deporte y en el futbol, hablando específicamente, ya que es muy notorio cuando alguien juega mejor o no con la pierna izquierda. Los jugadores zurdos siempre se ven distintos, en su forma de conducir el balón, de hacer un regate o de chutar.

Los zurdos tienen un gen que los hace más brillantes y originales en el campo. Los sabios del fútbol aseguran que los zurdos son los mejores del mundo. Sea por el perfil que encaran, por razones genéticas o simplemente por pura casualidad, los futbolistas izquierdos han destacado a lo largo de la historia.

Pues, en nuestros inicios con el fútbol base andaluz y de eso hace ya un tiempo, nos quedamos enamorados de un futbolista zurdo que jugaba en el prebenjamín del Roma Luz CF. En alevines fichó por el Málaga CF y a día de hoy es uno de los baluartes de la cantera albiazul. David Larrubia es un jugador distinto, de los que enamoran cuando entra en contacto con el cuero y es que su talento es sobrenatural.

Elegante, preciso y exquisito en el toque de balón, sublime en lo técnico. Su fútbol es atrevimiento, es un jugón de los que encara y siempre busca la jugada definitiva. Nadie diría cuando tiene la pelota que es un niño, siendo un futbolista con calidad diferencial capaz de ganar partidos y competiciones, dejando jugadas maravillosas. Fino en el toque y creativo en su juego, capaz de irse en el 1×1 y superar a su marcador para terminar encontrando el camino que va directo al gol. David tiene último pase, visión de juego y dominio del espacio y del tiempo siendo un excelente asistente.

El malaguista es un superclase que puede hacerlo de extremo o media punta, escorado a la banda o por el carril central, le da igual porque sus cualidades son excepcionales. Sin duda, en unos años levantará de sus asientos a todos los aficionados de la Rosaleda. ¡Felicidades genio!.