Infantil | El gol en el Séneca CF tiene nombre y apellido, Emilio Balles

futbolcarrasco emilio ballesteros seneca cordoba

La potencia sin control no sirve de nada, rezaba un conocido anuncio hace unos años con el gran Ronaldo Nazario como protagonista. Su ejemplo ha servido a muchos delanteros que han cultivado el arte del gol con tanto gusto como el brasileño. Uno de ellos es Emilio Ballesteros, el gran estilete del Séneca CF Infantil.

Balles, como se le conoce futbolísticamente, es el diamante que da brillo a todo el trabajo de un colectivo superlativo que está dando mañana y tardes de buen fútbol en la capital cordobesa, equipo con jugadores de primer año, donde sobresale la calidad de este ariete.

Balles, tal como le conocen, ha irrumpido con fuerza en este gran grupo tras destacar el año anterior en el fútbol sala. Sus prestaciones dejaron prendados a los senequistas que no dudaron en contar con él para reforzar la zona atacante. Los engranajes tácticos no son válidos ante la inconmensurable calidad – potencia de este chico.

En su camino esta temporada se ha convertido en el máximo goleador de la categoría lo que ha cubierto de gloria a su equipo. La multiplicidad de recursos va en el ADN de este chico que arrasa en cada milímetro de césped que pisa. Por velocidad, por fuerza o por habilidad, da asistencias increíbles y se puede ubicar en la media punta, siempre acaba superando a los contrarios encontrando, pese a los intentos de los entrenadores rivales, el lugar adecuado para dar rienda suelta a su disparo.

Y es que los porteros rivales temen el peligro de sus lanzamientos, siendo conscientes de que si llega a una posición franca, el gol está servido. Es un auténtico espectáculo comprobar las trayectorias que sigue el balón, aunque sinceramente resulta difícil divisarlo ante la velocidad a la que vuela.

Por lo que es y por lo que será, Fútbol Carrasco estaría encantado de contar con Balles en su Campus de Élite, con el único objetivo de ayudar en el desarrollo de un futbolista que emociona a propios y extraños.