Juvenil | José Carlos Caballero, un central con voz de mando

fútbol carrasco sevilla fc central juvenil

La trayectoria del Juvenil Nacional del Sevilla FC es inmaculada en este arranque de liga, no en vano ha logrado un pleno de victorias de 3 de 3, e incluso venció en el gran derbi en la ciudad deportiva Luis del Sol por 1-2 a su máximo rival. Ese buen hacer no es casualidad, ya que en la escuadra sevillistas impera el orden, el trabajo defensivo colectivo y el talento ofensivo individual. Muchas son las virtudes de este conjunto que está demostrando que va hacer historia si sigue por ese buen camino.

Capitaneando al gran escuadrón nervionense, se presenta un central de enorme jerarquía llamado José Carlos Caballero. En esta posición siempre hay que tener jugadores que, además de reunir un conjunto de características individuales, sepan jugar coordinadamente con el equipo, en su Todo, con la línea defensiva en su conjunto (incluyendo al portero); más pormenorizadamente con su socio de la zona central (casi como un matrimonio); también de una forma muy próxima con el defensa lateral de su lado.

Pues, el sevillista es un defensa central que reúne a la perfección todas estas condiciones, puesto que además de defender con uñas y dientes su espacio, sabe interpretar a la perfección el juego y actúa en función a ello. Es inteligente y astuto, proporcionando a la defensa una coordinación defensiva brutal. José Carlos es un defensa top, un líder ejemplar para sus compañeros y dueño de todos sus movimientos. Es un jugador expeditivo y contundente, con firmeza y elegancia para sacar el balón desde atrás. Firme, sobrio, manteniendo la concentración los 90 minutos que dura el encuentro. Tiene una gran capacidad de liderazgo para comandar la defensa y se basa en su conocimiento del juego para evitar cualquier peligro del rival. Va una jugada por delante del resto, lo que le permite actuar siempre con solvencia.

Sin duda, estamos ante un capitán con voz de mando y un líder para el Sevilla FC de futuro. ¡Enhorabuena!.

Fotos de Vanesa Vilches