Juvenil | Rubén Martínez, un míster humilde que aspira a todo

fútbol carrasco sevilla este entrenador juvenil

Si nos fijamos en la figura del entrenador, éste puede ser determinante para que el equipo o el jugador rinda al máximo de sus posibilidades para conseguir la victoria. Por todo ello, el míster debe actuar como un verdadero líder para su equipo y sus jugadores. Para ser un líder se han de reunir una serie de cualidades: un entrenador es líder cuando transmite confianza y credibilidad en lo que hace, es  buen comunicador, tiene altas dosis de persuasión y, sobre todo, contagia la pasión por lo que hace a sus futbolistas.

Cuando es un buen gestor, sobre todo a la hora de resolver conflictos que irán surgiendo en el grupo a lo largo de la temporada, así como debe saber manejar los egos de los diferentes jugadores. Siendo honesto, haciéndolo todo desde unos valores, con voluntad de mejorar y mostrando total confianza en su equipo de trabajo. Ambicioso pero desde la humildad, estando seguro de sí mismo, con la suficiente valentía de iniciar caminos no recorridos antes.

Cumpliendo todas esas cualidades, hace que un entrenador pase de normal a la categoría Top. Pues, Futbolcarrasco conoció hace tiempo a un entrenador Top, que ha sido capaz de inculcar a sus chavales unos valores formativos impresionantes, uniendo a la perfección lo deportivo con lo competitivo. Ese entrenador se llama Rubén Martínez y es el eje guía perfecto para la escuadra blanquiazul del Polideportivo Sevilla Este del Juvenil División de Honor.

Rubén tiene ante sí una temporada complicada, ya que son muchas las escuadras que aspiran a todo. El sevillano no quiere sorpresas y desde el primer día, les ha inculcado a sus chavales que desde el esfuerzo y el buen hacer se puede conseguir el objetivo de la salvación y por qué algo más importante. El ex preparador coriano tiene una filosofía clara y es que apuesta por el colectivo, demostrando que  nadie es más importante que nadie. Desde su llegada a los banquillos, Rubén ha demostrado que no es un entrenador normal, es un entrenador excepcional. Ha conseguido cambiar por completo la idea del equipo, convirtiéndolo en un conjunto ganador. No hay nada mejor para un entrenador que los jugadores crean en lo que hacen, y sobre todo en lo que transmite y el sevillano lo ha conseguido. Es comunicativo, participativo en los entrenamientos y se centra en la intensidad.

Sin duda, es un entrenador que va a marcar una época y va implementar una nueva moda en el gremio de entrenadores de la capital de Andalucía, donde disfrutar compitiendo es la máxima para sus jugadores. ¡Enhorabuena míster!.

Fotos de Vanesa Vilches.