CalentamientoImagen / Video
1Calentamiento Pre-Competitivo

El calentamiento en fútbol lo definimos como el conjunto de ejercicios, de carácter general primero y específico después, que se realizan previamente a todo entrenamiento o partido, con el fin de poder adaptar física y mentalmente al futbolista, disponiéndole a un máximo rendimiento. Debemos diferenciar entre el calentamiento previo a la competición y el previo a la sesión de entrenamiento. Todo calentamiento previo a un partido de competición consta de 6 etapas:

1. Activación: tiene como objetivo elevar la temperatura corporal. Su duración es de 4 minutos, efectuando carrera continua suave más ejercicios de estiramientos.

2. Adaptación: se concentra en aumentar la amplitud y frecuencia de los movimientos. Su duración es de 5 minutos y se ejecutan ejercicios de movilidad articular a buena intensidad, ejercicios de propiocepción y pequeños cambios de ritmo de carrera.

3. Aproximación: se realizan ejercicios de técnica con balón, incrementado progresivamente la intensidad. Su duración es de 3 minutos.

4. Simulación: se efectúa una réplica de situaciones reales de la competición con reducción del espacio. Su duración es de 4 minutos.

5. Asimilación: se proponen ejercicios colectivos técnicos – tácticos por puestos específicos que se van a desarrollar durante el juego. Su duración es de 4 minutos.

6. Finalización: su misión es reducir el nivel de excitación del futbolista, conseguir la máxima motivación del mismo con las últimas indicaciones y algún cambio de ritmo. Su duración es de 2 minutos.

Es importante repetir durante toda la temporada el mismo calentamiento competitivo puesto que la reproducción automática de dicho calentamiento antes de cada partido habitúa al futbolista de forma inconsciente a la situación de competición. Su duración rondará los 22 minutos aproximadamente.
  
2Calentamiento para la resistencia.

El calentamiento previo a la sesión de entrenamiento no tiene porque albergar todas las etapas del calentamiento competitivo, pero si debe comprender las dos primeras etapas de forma innegociable más una tercera etapa elegida entre la aproximación, simulación y asimilación, en función del carácter propio de la sesión. Es importante no repetir durante toda la temporada los mismos calentamientos previos a las sesiones de entrenamiento, hay que darle variabilidad con el fin de que el futbolista no caiga en la monotonía. Es necesario saber que un buen calentamiento estará integrado dentro del trabajo de la sesión.

El calentamiento previo a una sesión de entrenamiento se ramifica en dos bloques según la orientación de los contenidos de la parte principal de la sesión:

a) Bloque Físico: se diferencian tres tipos de calentamiento atendiendo a la capacidad física a trabajar en la sesión, tales como: Resistencia, Fuerza y Velocidad.

b) Bloque Técnico – Táctico: alberga tres posibilidades diferentes dependiendo de los principios del juego que se van a desarrollar en la sesión.

Cuando la capacidad física a trabajar es la resistencia con carácter aeróbico, el calentamiento constará únicamente de las dos primeras etapas. Buscaremos elevar la temperatura corporal, así como la frecuencia cardiaca y el grado de movilidad de las articulaciones utilizando diferentes disposiciones sin la presencia del balón. Si es anaeróbico, incluiremos una tercera etapa más específica centrada en los grupos musculares que intervendrán de forma principal en el trabajo posterior. Se utilizan ejercicios técnicos con balón de forma analítica.
  
3Calentamiento para la fuerza.

El calentamiento previo a la sesión de entrenamiento no tiene porque albergar todas las etapas del calentamiento competitivo, pero si debe comprender las dos primeras etapas de forma innegociable más una tercera etapa elegida entre la aproximación, simulación y asimilación, en función del carácter propio de la sesión. Es importante no repetir durante toda la temporada los mismos calentamientos previos a las sesiones de entrenamiento, hay que darle variabilidad con el fin de que el futbolista no caiga en la monotonía. Es necesario saber que un buen calentamiento estará integrado dentro del trabajo de la sesión.

El calentamiento previo a una sesión de entrenamiento se ramifica en dos bloques según la orientación de los contenidos de la parte principal de la sesión:

a) Bloque Físico: se diferencian tres tipos de calentamiento atendiendo a la capacidad física a trabajar en la sesión, tales como: Resistencia, Fuerza y Velocidad.

b) Bloque Técnico – Táctico: alberga tres posibilidades diferentes dependiendo de los principios del juego que se van a desarrollar en la sesión.

Cuando la capacidad física a trabajar es la fuerza, debemos diferenciar entre el calentamiento orientado a la fuerza resistencia donde buscaremos una mayor tonificación muscular para que el futbolista pueda superar una carga moderada de trabajo a una velocidad media, y el calentamiento orientado a la fuerza explosiva donde la implicación muscular es muy grande debido a que el futbolista tiene que contrarrestar una carga específica de trabajo a una intensidad elevada y en un periodo corto de tiempo. En ambas modalidades, es necesario desarrollar las tres etapas del calentamiento utilizando en la primera modalidad ejercicios de autocarga y tracción con o sin balón, mientras que en la segunda modalidad se emplazarán ejercicios dinámicos con cambios de ritmo y la presencia obligatoria del balón.
  
4Específico de Velocidad.

El calentamiento previo a la sesión de entrenamiento no tiene porque albergar todas las etapas del calentamiento competitivo, pero si debe comprender las dos primeras etapas de forma innegociable más una tercera etapa elegida entre la aproximación, simulación y asimilación, en función del carácter propio de la sesión. Es importante no repetir durante toda la temporada los mismos calentamientos previos a las sesiones de entrenamiento, hay que darle variabilidad con el fin de que el futbolista no caiga en la monotonía. Es necesario saber que un buen calentamiento estará integrado dentro del trabajo de la sesión.

El calentamiento previo a una sesión de entrenamiento se ramifica en dos bloques según la orientación de los contenidos de la parte principal de la sesión:

a) Bloque Físico: se diferencian tres tipos de calentamiento atendiendo a la capacidad física a trabajar en la sesión, tales como: Resistencia, Fuerza y Velocidad.

b) Bloque Técnico – Táctico: alberga tres posibilidades diferentes dependiendo de los principios del juego que se van a desarrollar en la sesión.

Cuando la capacidad física a trabajar es la velocidad, buscaremos elevar la capacidad de reaccionar en el menor tiempo posible a un estímulo, así como la de ejecutar con mayor eficacia los movimientos cíclicos de la carrera y acíclicos del juego. Desarrollaremos opcionalmente la tercera etapa y siempre con una metodología analítica donde se introduce el componente técnico de la carrera.
  
5Calentamiento Tecnico-Tactico.

El calentamiento previo a la sesión de entrenamiento no tiene porque albergar todas las etapas del calentamiento competitivo, pero si debe comprender las dos primeras etapas de forma innegociable más una tercera etapa elegida entre la aproximación, simulación y asimilación, en función del carácter propio de la sesión. Es importante no repetir durante toda la temporada los mismos calentamientos previos a las sesiones de entrenamiento, hay que darle variabilidad con el fin de que el futbolista no caiga en la monotonía. Es necesario saber que un buen calentamiento estará integrado dentro del trabajo de la sesión.

El calentamiento previo a una sesión de entrenamiento se ramifica en dos bloques según la orientación de los contenidos de la parte principal de la sesión:

a) Bloque Físico: se diferencian tres tipos de calentamiento atendiendo a la capacidad física a trabajar en la sesión, tales como: Resistencia, Fuerza y Velocidad.

b) Bloque Técnico – Táctico: alberga tres posibilidades diferentes dependiendo de los principios del juego que se van a desarrollar en la sesión.

b.1. Conservación: cuando las situaciones de juego a resolver en el trabajo táctico están relacionados en mayor medida con la posesión del balón y su neutralización.

b.2. Asimilación: cuando las situaciones de juego a resolver en el trabajo táctico están relacionados en mayor medida con la asimilación y mejora de movimientos específicos individuales y colectivos tanto nivel ofensivo y defensivo.

b.3. Finalización: cuando las situaciones de juego a resolver en el trabajo táctico están relacionados en mayor medida con la finalización y su neutralización.