Senior | Dani Jiménez, un felino en la meta de la SD Huesca

futbolcarrascodanijimenez1josemariacolomo

Todo sevillista tendrá en su memoria las dos Copas del Rey juveniles conseguidas consecutivamente, en las temporadas 2008 y 2009. En este último año, con un equipo espectacular en el que destacaban Luis Alberto, Luna, Rodri,…jugadores que subieron al primer equipo sevillista y luego se han ido labrando su futuro en otras escuadras, destacaba un líder, y ese no era otro que su portero Dani Jiménez, nuestro protagonista de esta semana.

Este menudo arquero, no excesivamente alto, pero que palia su altura con unos reflejos espectaculares, moviéndose como un auténtico gato bajo los tres palos de la meta que defiende. Tuvo la “mala suerte” de encontrarse con una pareja de porteros en el primer equipo rojiblanco conformada por Andrés Palop, para muchos el mejor portero de la historia sevillista, y Javi Varas, canterano y modelo a seguir por Dani, por lo que no pudo debutar en el primer equipo.

Tuvo que emigrar y vio una oportunidad que ni pintiparada en el CD Mirandés, conjunto recién ascendido a Segunda División, para buscar esos minutos que no tenía en el Sevilla FC, competía con un portero ilustre como es Iñaki Goitia, pero el guardameta lebrijano sacó sus garras y disputó muchos minutos en Miranda de Ebro, sobre todo en la segunda temporada en la que el canterano rojiblanco se hace importante salvando muchos puntos para el conjunto rojillo, que ayuda a los de Arconada a conseguir la permanencia.

Actualmente se encuentra en la SD Huesca, conjunto que va líder en el grupo III de la Segunda División B, con lo que tiene grandes opciones de disputar el playoff de ascenso a Segunda División, para que los oscenses consigan el ansiado retorno a la ‘División de Plata’, siendo una pieza fundamental en el esquema del equipo aragonés, donde destaca su capacidad de liderazgo, un buen uno contra uno y un espectacular manejo del balón con las piernas.

Solo nos queda desearle suerte a Dani, para que las lesiones le respeten, así como para que él y su equipo consiga ese anhelado ascenso que vendría tan bien al cuadro aragonés.

Foto de José María Colomo