Senior | El ‘Brujo’ del Sevilla FC triunfa en la sombra

futbolcarrascojuanmartin

Actualmente, en el fútbol profesional, el preparador físico tiene cada vez mayor protagonismo dentro del cuerpo técnico de cualquier equipo. A la hora de planificar los entrenamientos, el preparador físico es el encargado de cuantificar todas las sesiones de entrenamiento, es decir, controla todos los factores que van influir en la ganancia y conservación de la condición física del futbolista. Por lo tanto, llevará un exhaustivo control sobre el volumen, intensidad, número de series y repeticiones, pausas, etc. Pero, cada vez tiene mayor influencia la figura del ‘readaptador físico’, cuyo papel en el fútbol de élite es vital. En los últimos años, hemos visto cómo en los distintos equipos de fútbol de primer nivel ha surgido la figura del “recuperador” o “readaptador deportivo”, cuyas funciones son: prevención, reconocimiento y valoración, planificación y ejecución de los programas, reentrenamiento al esfuerzo, control y seguimiento de la lesión, formación y asesoramiento al equipo médico, terapéutico y técnico… En definitiva, la importancia ante una lesión no solo radica en un adecuado tratamiento por parte del servicio médico. También es crucial que la reincorporación al grupo se haga de forma progresiva, en permanente vigilancia de la evolución de la lesión, minimizando el riesgo de recaída para que el jugador esté listo en el menor tiempo posible y en las condiciones óptimas para competir. Pues, esa figura en el Sevilla FC la cumple a la perfección Juan Martín, llamado el ‘Brujo’ dentro del mundo futbolístico. Sus manos, su trabajo y su sapiencia hacen de él un curandero deportivo extraordinario. Todo futbolista que pasa por sus manos acorta los plazos de recuperación y sale mejor de lo que estaba. Sin duda, Juan Martín es una de las perlas del Sevilla FC en la sombra.