1ª División | El Granada tropieza en su estreno ante un Éibar valiente (1-3)

futbolcarrasco, granada, eibar, liga, crónica

Granada CF y SD Éibar se han medido en el Nuevo Los Cármenes para dar por cerrada la primera jornada del campeonato liguero. Los rojiblancos salían con la premisa de agradar a su afición, fatigada de los sinsabores de la pasada campaña, mientras que el cuadro armero se presentó acompañado de unos 60 aficionados y con toda la ilusión de aprovechar la segunda oportunidad que tendrán para mantener este curso la categoría.

El encuentro comenzó con mucho brío y ganas por el adelantarse para el conjunto rojiblanco que nada más sacar de centro del campo iba a obtener la primera ocasión del encuentro vía saque de esquina después de que Rober llegara a la línea de fondo con el balón. Sin embargo poco iban a tardar en responder los eibarreses merced a la buena conducción de Keko, que se encontró con la errática salida de Andrés Fernández, que vio pasearse el balón por encima del arco, afortunadamente sin consecuencias.

Así, espadas en todo lo alto desde los primeros compases de una primera parte atractiva para los ojos de los aproximadamente 13.000 aficionados que se dieron cita en el coliseo rojiblanco. Formó José Ramón Sandoval con un once sin demasiadas sorpresas. Discurso conservador del técnico de Humanes que decidió amarrar la defensa con la pareja de centrales de la pasada campaña, Mainz-Babin, escoltados por Foulquier y Salva Ruiz en la banda. Javi Márquez y Rubén Pérez se repartieron las labores creadoras en el centro para conectar con Piti en la mediapunta, así como con Rober y Rochina en los costados, siendo El Arabi el hombre más adelantado.

Reclamó la afición un posible penalti para El Pistolero, precisamente en el minuto 15 cuando Irureta llegó tarde a un balón derribando dentro del área claramente al delantero franco-marroquí que ya había controlado el esférico y se disponía a encarar la portería. Sin embargo Iglesias Villanueva no señaló lo que podía haber significado la expulsión del cancerbero azulgrana y el lanzamiento desde los once metros favorable para los rojiblancos, que podría haber significado el 1-0 nada más arrancar el choque.

La situación no enturbió demasiado los ánimos de los nazaríes, que continuaron empujando siempre en los tres cuartos del campo del Éibar con un juego rápido y vertical con amplio protagonismo de los extremos. Sin embargo un despiste en el lateral derecho se pagó con un gol del Éibar en el minuto 22 de partido. Después de una buena triangulación al primer toque en medio campo, Luna corrió sin la oposición de Foulquier, que se olvidó de cubrir su hueco, dejando vía libre para que el jugador pusiera cómodo el balón al corazón del área para que controlara Adrián con todo el tiempo del mundo para fusilar a Andrés Fernández.

A partir de aquí, minutos de desconcierto en los granadinos, que veían como el Éibar desbordaba con llegadas de varios hombres al área. Y así llegó el segundo para el cuadro vasco. En el 35, jugada muy parecida a la del primer tanto, con Luna llegando cómodo a la línea de fondo para asistir esta vez a Escalante, que esperaba plácidamente en el segundo palo para recibir, acomodarse y batir a Andrés Fernández para poner el 0-2 en el electrónico. El cuadro rojiblanco quedó entonces noqueado y esto costó los primeros pitos en Los Cármenes.

Con esto y alguna tímida llegada más en cada portería, se le dio final a la primera mitad del encuentro, con el Éibar líder de Primera división y un Granada notablemente desorientado, que buscaría consejo de su entrenador en los vestuarios.

La segunda comenzó con cambios en el equipo granadino. Se marcharon Piti, desaparecido prácticamente durante toda la primera parte y Foulquier, quizá señalado por Sandoval como responsable en alguno de los dos primeros tantos. Fueron Success y Miguel Lopes quienes entraron a ocupar sus puestos.

El nigeriano está llamado a ser una de las sorpresas de la temporada y parece que nada más salir dio muestras de ello. En la primera que tuvo rompió por el costado derecho para romper a su marcador con una bicicleta eficaz y poner franco el balón para que empujara Rochina haciendo el 1-2.

Mejores minutos a partir de aquí el Granada, que comenzaba a llegar más y mejor al arco contrario. Sin embargo el equipo volvió a sufrir otro revés con la expulsión de Salva Ruiz en el minuto 56 cuando se equivocó el valencianista al derribar con los tacos por delante a un rival en una jugada que no conllevaba peligro alguno, aislada en el campo del Éibar.

Minuto 60 del encuentro y Mendilibar decide mover el banco visitante. Entra Arruabarrena para sustituir a Adrián García, que se queja de un golpe, y el cambio supone el tercero para el equipo azulgrana. Fue precisamente el 10 del Éibar el que ganó la posición en el segundo palo al saque de un córner para meter el balón con la cabeza en el marco de Fernández (1-3).

Poco más ideario le quedó al Granada a partir de aquí. Puso intención en las botas de Rochina, Success y Edgar, que entró más tarde. Voluntad que no tapó la falta de suerte y de un plan ‘B’ que no acabó de solucionar en lo que restó de un encuentro que acabó siendo para los visitantes, que sacaron oro de una propuesta escasa pero, eso sí, valiente.

El Granada, que concluye en una anecdótica última posición en la primera jornada del campeonato liguero, visitará el Coliseo Alfonso Pérez para medirse al Getafe el próximo fin de semana. Algo menos de siete días para que Sandoval corrija los primeros errores que se han destapado ante un rival que va a pelear por los mismos objetivos que los rojiblancos de aquí al mes de mayo.

Ficha técnica:

Granada CF: Andrés Fernández; Foulquier (Miguel Lopes m. 45), Mainz, Babin, Salva Ruiz; Rober (Edgar m.73) Márquez, Rubén Pérez, Rochina, Piti (Success m.45) y El Arabi.

SD Éibar: Irureta; Ramis, Luna, Dos Santos; Escalante, Capa, Dani, Saúl (Juncá m. 75), Adrián (Arruabarrena m. 65); Keko y Sergi Enrich (Borja m. 80)

Goles: 0-1, m. 22: Adrián. 0-2, m.35: Escalante. 1-2, m.49: Rochina. 1-3, m. 68: Arruabarrena.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Colegio gallego) amonestó a Keko, Adrián, Dani García, Luna, Escalante y Capa por el cuadro eibarrés. Expulsó con tarjeta roja directa al rojiblanco Salva Ruiz en la segunda parte.

Incidencias: Primer encuentro del campeonato 2015/16 en Primera división para ambos equipos. Disputado en el Nuevo Los Cármenes, que presentó algo más de media entrada, unos 13.000 aficionados en el graderío.